Adicciones: causas, tratamientos, características, mitos y realidades

La adicción es una dependencia hacia una substancia, actividad o relación que arrastra a la persona a  alejarse de todo lo demás que lo rodea. 

La adicción esta caracterizada por los síntomas en pensamiento y conducta ya que realizan aquellas actividades diseñadas para conseguir la cosa deseada o para comprometerse en la actividad deseada, estos son comportamientos adictivos; las consecuencias son graves en la vida real ya que deterioran, afectan negativamente y destruyen relaciones, la salud, física, mental y la capacidad de funcionar de manera afectiva. 

Como se menciona anteriormente, las adicciones tienen como componente principal la dependencia a algo, esto buen puede ser una sustancia como una persona, relaciones o situaciones, por ejemplo una persona puede ser adicta a su pareja al mostrar una necesidad obsesiva de estar pensando continuamente en donde estará, a qué hora se verán, y realizará lo necesario (e incluso mas) para poder estar a su lado. En este caso se hablaría de una adicción a la pareja, pero bien puede ser a situaciones peligrosas, y a cualquier situación que se escape del control de la persona.

Se tiene entonces los siguientes ejemplos: adicción al sexo, adicción al juego, adicción a la pornografía, adicción a las compras (comprador compulsivo), adicción a las nuevas tecnologías (tecno filia) etc.

En el mismo plano de las adicciones se encuentra la fármacodependencia o la drogadicción, que es un estado psicofísico que proviene debido a la interacción de una persona o cualquier organismo con vida con un fármaco que se caracteriza por la transformación de los comportamientos y otras relaciones generalmente debido de un impulso irreprimible por consumir droga o sustancia, no obstante esta es la definición puramente bioquímica.

Las causas atribuidas a este problema son múltiples así como deben ser su tratamiento, mismo que debe contemplar y valorar las individualidades para que éxito del tratamiento sea inminente, para lograra esto es necesario que el tratamiento se base en los principios de tratamientos eficaces en adicciones.

Las Causas de las Adicciones

Las causas de adicciones son multicausales pues a diario se presentan nuevas causas para dicho comportamiento patógeno, algunos ejemplos de causas de adicciones son:

Desintegración familiar

La desintegración de la familia de origen o actual puede originar que una persona tome una conducta, objeto o sustancia como salida.

Consecución caprichosa de objetivos

El que a lo largo de la vida no se haya puesto en práctica la tolerancia a la frustración puede llevar a una persona a que cuando las cosas no son como se quiere, no se tolere este  hecho y se piense que no se es capaz de sobreponerse.

Abuso infantil (Sexual, laboral, etc.)

Cualquier tipo de abuso físico, emocional o psicológico que haya sido lo suficientemente fuerte puede facilitar que una persona se vuelque en una adicción con tal de no ser conciente del sufrimiento o dolor que pueda estar causándole esas vivencias.

Personalidad sugestionable

Cuando la persona es fácilmente de convencer a hacer cosas que otros quieren, es probable que el uso de alguna sustancia, actividad etc. se convierta en el vínculo de convivencia con esa red social existente.
 
Falta de principios y valores familiares

El no tener una base familiar fuerte en la cual basar la toma de decisiones favorece que las adicciones tomen un lugar importante. 

Soberbia y avaricia

La necesidad de tener y ser y que a partir de eso los demás reconozcan los logros puede llegar a un extremo en donde sea lo único que importe, así los pensamientos y acciones estarán destinados únicamente a satisfacer esta necesidad. 

Carencia de comunicación en el seno familiar

La falta de convivencia y comunicación en la familia puede originar que la persona sienta, crea y piense que no es importante refugiándose en cualquier tipo de adicción para evitar “ver” esta situación. 

Violencia intrafamiliar

La violencia causa múltiples factores predisponentes a una adicción con tal de evitar el dolor o sufrimiento ocasionado por esta situación.

Las Características de Adicciones 

Algunas características de adicciones son: 
Necesidad o dependencia obsesiva y compulsiva hacia una substancia, un objeto, una relación, una actividad o una persona. 
La obsesión es una preocupación intelectual o afectiva que acosa a la consciencia en donde el temor de no tener el objeto, persona o cosa deseada se manifiesta como un acto odioso o criminal. El sujeto sufre con su obsesión que no ignora y se agota luchando contra ella o se deja de volver convirtiéndose en un adicto. Cuando la obsesión se presenta en el puede presentarse la avergüenza, se siente ridículo o culpable, teme hablar de ello y busca círculos sociales con las mismas tendencias en donde se siente libre y comprendido, mas aun es ahí donde puede conseguir el deseo buscado compulsivamente. 
Al tener una adicción se teme ser despreciado y se vive entonces en un completo temor de obrar mal; mas ya satisfecha su obsesión el estado mental cambia y se siente poderoso, heroico o aceptado por los demás o por el mismo, las explicaciones o excusas del adicto son interminables, explica meticulosamente su accionar (puntualidad, dudas, escrúpulos) y por ultimo recurre a trucos y a estrategias irrisorias, especie de ritos, para aliviar la tensión ansiosa.
Las personas adictas también presentan las características de adicciones de una elevada práctica en los defectos de carácter (elevado orgullo, envidia, avaricia, egoísmo, etc.) ya que la necesidad de satisfacción se encuentra fuera de su persona y son altamente vulnerables a la crítica social
Otras características de adicciones es el egoísmo exagerado de los adictos el cual los lleva a planear estrategias de consecución que sobrepasan frecuentemente las humanas, sociales, éticas, murales, judiciales y espirituales. 
La compulsión cae dentro de las características de adicciones, esta tendencia a la repetición, sabiendo muy bien que no corresponde a ninguna razón lógica y es solo para conjurar la angustia que nacería sino se realizan estas acciones, cosa que afecta su comportamiento, es decir sus reacciones en un medio y en una unidad de tiempo dados la búsqueda de una situación placentera reducida en tensiones es un objetivo claro del adicto.
La persona con una adicción no se puede imaginar carente del objeto (cosa) o persona pues al hacerlo entra en estado de angustia y miedo.
Tratamiento de las adicciones
El tratamiento en adicciones  varía dependiendo del grado de intensidad que haya experimentado como “fondo” el adicto, siendo el mas efectivo la prevención dada con información en planteles educativos y principalmente en la familia, es decir, la actividad de ingesta de substancias se puede detener si se actúa en sus comienzos, pues a menudo se hace por aceptación en un circulo social, por imitación o por experimentación.
Cuando la adicción es declarada existen varias formas de tratamiento en adicciones, los cuales se mencionan a continuación, estos pueden ser gratuitos, subsidiados o bien privados:
a) Tratamiento individualizado:
Como todo tratamiento en adicciones, hay que considerar que cada persona es diferente, con distintas situaciones de vida y distintas necesidades; por esta razón, el tratamiento individualizado se adecua lo mejor posible a las características contextuales de cada persona. El tratamiento es un proceso, la consulta, la evaluación, el diagnostico y la interacción, son partes de una atención continua.
En este tratamiento en adicciones de tipo individual se destacan los componentes: psicosociales,  farmacológicos, de autoayuda y las terapias alternativas
b) Terapias grupales:
Esta forma de tratamiento en adicciones comprende la intervención de los centros de integración juvenil e instancias de asociaciones civiles, en donde las terapias grupales se realizan bajo la supervisión de profesionales a costos bajos o incluso puede ser gratuito el servicio. Aun cuando hay estas facilidades de atención, un elevado número de reincidentes no supera la adicción.
Principios de tratamientos eficaces en Adicciones
Para que un tratamiento en adicciones sea efectivo debe considerar los siguientes puntos o principios:
Hay que considerar que un solo tratamiento no es apropiado para todas las personas, por lo que debe ser personalizado.
El tratamiento debe ser de fácil acceso para todas las personas.
Un tratamiento efectivo debe abarcar las múltiples necesidades de la persona y no solamente su adicción, de esta manera debe abarcar cualquier otro problema médico, psicológico, social, vocacional, emocional y legal.
Los principios de tratamiento eficaces estipulan que un tratamiento debe de ser continuamente evaluado y en caso necesario, debe ser modificado a causa de la edad, sexo, y la cultura del paciente.
Para que el tratamiento sea efectivo es primordial que permanezca durante un periodo de tiempo, aproximadamente 3 meses como mínimo.
La motivación y señalamiento de logros dentro de la terapia individual y de grupo son ejemplo de uno de los principios de tratamientos eficaces en adicciones.
Los medicamentos, en caso de ser necesario, deben considerarse como parte de un tratamiento exitoso. Este debe estar siempre supervisado por un profesional.
Cuando la adicción es por sustancias quizá sea necesaria una hospitalización y también una desintoxicación, misma que ejemplifica el inicio de cualquier tratamiento.
Los tratamientos en muchos de los casos, no tienen que ser de carácter voluntario para ser efectivos, claro que cuando sí lo son los resultados son aun más visibles.
En los tratamientos medicados se deben hacer anteriormente chequeos alérgicos y de constitución física para evitar complicaciones.
La recuperación generalmente es un proceso largo, en el cual la supervisión se hace reglamentaria y precisa.
La ayuda en adicciones 
La ayuda en adicciones proviene de muchas fuentes ya que al tratarse de un problema multicausal, la ayuda tiene que dirigirse a todas las áreas que se puedan.
La ayuda en adicciones se puede presentar en las siguientes modalidades:
Terapia individual:
Puede ser en distintas modalidades de terapia o bajo diferentes modalidades de abordaje como lo es el cognitivo, el psicoanalítico, humanista, etc.
Los centros de autoayuda como:
Los llamados “Drogadictos anónimos”, “Alcohólicos anónimos”, “Narcóticos anónimos”.
Estos centros representan la ayuda en adicciones desde la parte institucionalizada gubernamental, privada o bien tipo asociación civil.
– Grupos como Jugadores anónimos o bien intervención psicológica para la ludopatía.
-La terapia grupal representa una gran ayuda en adicciones debido a su carácter público, asó como el de generar empatía y compartir las experiencias en los mismos grupos terapéuticos.
Ayuda en adicciones de familiares y personas cercanas:
Estos personajes adquieren un valor significativo ya que muchas veces, la presencia o ausencia de alguien favorece que la persona pueda salir adelante y cambiar comportamientos de riesgo para si mismo o para los demás.
Mitos y Realidades sobre las adicciones
Los mitos de adicciones más frecuentes son:

Deja un comentario